volver a Platino
Platino
Ecuador

Esthela Carpio Rodas & Galo Celi

El 28 de noviembre de 2005, estaba en mi oficina cuando el Platino Juan Rosado vino a presentarme la oportunidad de 4Life. Le dije que sólo tenía 15 minutos porque estaba muy ocupada. Juan tenía menos tiempo que yo porque tenía que ir al aeropuerto y se le estaba haciendo tarde. Sin embargo, en ese corto tiempo pudo transmitirme la visión de lo que representa 4Life.

Antes de unirme a 4Life, mi vida era estresante y tenía muy poco tiempo extra. Mis ingresos no eran malos, pero quería pasar más tiempo con mi familia. Siempre estaba apurada y casi no veía a mis hijas.

Lo que me mantuvo motivada a lo largo de mi carrera fue mi familia y los líderes de 4Life. Me sentía motivada porque quería que mi familia tuviera un mejor futuro y porque tenía una responsabilidad con mis líderes, quienes habían puesto su confianza en mí y esperaban ver resultados.

Creo que el éxito reside en el trabajo en equipo; no hay éxito sin los demás. Podemos trabajar los unos para los otros, dejando de lado los intereses personales y dando prioridad al bien común. Así es como todos avanzamos.

Llegar al rango de Platino es sólo el comienzo porque quiero que todo mi equipo tenga éxito. Quiero ayudar a todas las personas que entren a la organización con sus sueños y aspiraciones. Este reconocimiento va más allá de un rango. Es un propósito de vida que nunca termina. Cada uno de nosotros puede dar de sí mismo para que todos puedan tener éxito.

Soy una esposa, madre, abuela, hija y hermana que se siente muy bendecida y que ama la vida, aun con todos sus altibajos. Me apasiona mucho cada aspecto de mi vida y me gusta vivir al máximo. La vida es un regalo y sería una muestra de ingratitud de mi parte no disfrutar cada momento.